Blog Posizionate

¿Cómo detectar un ataque SEO?

Detectar un ataque SEO de la competencia

Desde que Google puso en marcha su algoritmo de Google Penguin, el SEO Negativo tomó mayor repercusión en el mundo del marketing digital. Cuando las empresas crecen y se hacen un hueco en internet, están más abiertas a recibir ataques por parte de la competencia.

Pero ¡vayamos por partes! Comencemos a explicar qué es el SEO Negativo:

El SEO negativo son todas las prácticas de posicionamiento que están penalizadas por Google y que suele llevarse a cabo por la competencia con el fin de que nuestra web descienda en posiciones o desaparezca directamente del motor de búsqueda.

De esta forma hay que tener un control extremo para evitar este problema, o notificar a Google lo antes posible de este tipo de práctica, para que las consecuencias sean menores y evitar catástrofes.

Sin embargo, Google tiene en cuenta que esto puede pasar, por lo que será fundamental el tipo de autoridad de la página, el histórico de nuestros enlaces, etc. Una página que lleva años siguiendo unas buenas prácticas y que se ha posicionado por su calidad, no es tan fácil de ser atacada.

¿Qué tipo de ataques podemos sufrir?

Desde nuestra experiencia, los ataques pueden ser muchos, y ya no solo a niveles de SEO directamente, sino también en cuanto a reputación, lo que a la larga puede afectar también al posicionamiento orgánico.

Los enlaces tóxicos son los principales ataques SEO que se pueden realizar. Todos sabemos que el Link Building es una práctica muy recurrida en Black SEO. Si realizamos un Link Building natural  y con unos contenidos adecuados, no tenemos que tener, a priori, ningún tipo de problema. Sin embargo, si la competencia quiere perjudicarnos con enlaces tóxicos lo tienen muy fácil, publicándolos en granja de enlaces, en webs sin autoridad, o links dentro de contenidos pésimos.

Debemos de estar atentos a la evolución de nuestras keywords. Si vemos que estas están descendiendo de forma progresiva, debemos de preguntarnos qué está pasando. Desde luego puede ser por malas prácticas que estemos realizando, pero también puede que estemos siendo atacados por la competencia. Si bien existen muchas herramientas algo “costosas” que nos permiten monitorizar todo esto, desde el propio Google Search Console podemos ver los enlaces que apuntan a nuestra web. De esta forma podremos reportar a Google si estamos siendo atacados.

Aún así, el SEO negativo no consiste únicamente en enlaces tóxicos. Se puede hacer SEO de este tipo sin necesidad de recurrir a enlaces. Para ello es imprescindible el tener bien configurada la herramienta de Google Search Console (antiguo Google Webmaster Tools).  A partir de ahí nos mostrará los posibles problemas, ya sean errores de rastreo, si tenemos un malware en la web, penalizaciones manuales, etc.

En caso de que nos roben nuestras contraseñas para acceder al sitio, podemos ser víctimas de un hackeo de la web. A partir de ahí las prácticas pueden ser varias, desde que nos quiten contenido que tenemos en la web, hasta inyección de código por archivos que no han sido actualizados.  También pueden acceder a través de servidores, y ahí dependerá de la seguridad del servidor que hayamos contratado.

Por otro lado, se puede dar el caso de tener un servidor que esté sobrecargado. Esto no quiere decir que nos estén  atacando el SEO, pero sí que debemos de estar alerta y profundizar en los motivos de la sobrecarga.

En caso de que sea un ataque, éste suele hacerse con programas automáticos que se denominan bots y que envían numerosas solicitudes al servidor de forma simultánea, realizando un colapso de éste y por consecuencia haciendo que deje de funcionar.

Normalmente este tipo de ataques a servidores no se suele hacer a una página en concreto, si no que afecta a las webs alojadas en los mismos. De esta forma el ataque es mucho mayor.

Cómo hemos podido ver, los ataques se pueden dar de diferentes formas, y si no los tenemos controlados estaremos bajando posiciones en nuestras keywords hasta desaparecer casi de forma total.  Google nos puede ayudar a través de la ya citada herramienta de Search Console, pero también con Google Analytics. Ésta última nos puede aportar gran información, viendo las visitas que estamos obteniendo.

Descarga nuestra checklist y comprueba tu estrategia de SEO off-page

Topics: SEO

Escrito por Carlos Aguilar el 07.09.2016