Buenas prácticas para no ser penalizado por Google

Buenas prácticas para no ser penalizado por Google

Buenas prácticas para no ser penalizado por Google

SEO

Si Google se caracteriza por algo es por su esfuerzo en ofrecer los mejores resultados en las búsquedas realizadas por los usuarios. Por ello, cuentan con unos parámetros bastante complejos en los que detectan la calidad de las webs, intentando  ofrecer el mejor contenido y el más acorde a los términos de búsqueda.

Por ello, es necesario tener en cuenta una serie de buenas prácticas para no solo no ser penalizado, sino además, poder tener una buena posición en el ranking de Google y poder atraer mayor tráfico organico.

En ocasiones el motor de búsqueda por excelencia realiza penalizaciones que pueden ser automáticas o manuales. Es por ello que hay que cuidar con mucho mimo nuestra página web y crearla a través de una serie de buenas prácticas:

Contenido original y de calidad

Estamos cansados de oír y leer que el contenido es el rey, pero es algo muy cierto, y que siempre hay que tenerlo metido en la cabeza. Debemos realizar contenido de calidad y extenso, que aporte valor al usuario y que tenga una optimización de keywords que nos ayude a estar más visible en Google.

Eso sí, hay que tener cuidado con realizar un “keyword stuffing”. Por si no lo sabéis el “keyword stuffing” es similar a la sobreoptimización SEO, insertar las palabras clave sin sentido en el texto y que éste pierda significado, o repetir la keyword muchas veces. Recuerda que debemos ser naturales, y si estamos realizando técnicas para ser más visibles tenemos que ser discretos.

Importante saber que el contenido duplicado está penalizado por Google, por lo que ten cuidado con este aspecto, ya que te juegas una penalización automática bastante fuerte. Así que piensa siempre en contenido original 100%.

Descarga nuestra checklist y mide la efectividad de tu estrategia de contenidos

Buena optimización SEO en los metadatos

Optimizar los metadatos de una manera correcta es muy necesario, ya que Google le da bastante importancia a la hora de posicionar bien nuestra página web. En primer lugar y tras un exhaustivo estudio de las keywords que nos interesan posicionar, hay que llevar a cabo la optimización de los metadatos, o lo que es lo mismo: títulos, descripciones y metakeywords de las páginas. En primer lugar las keywords que utilicemos deben estar muy relacionadas con la página que vamos a optimizar, y que la keyword principal esté presente una vez en cada uno de los metadatos. Aquí la sobreoptimización tampoco funciona. La página debe estar enfocada a los usuarios y no que el SEO esté perfecto.

Estrategia de Link Building natural

La compra e intercambio de enlaces está penalizado por Google. No le gusta que las webs intenten alterar el posicionamiento a través de esta práctica. Sin embargo, si lo hacemos de manera natural puede beneficiarnos muy mucho. ¿Cómo se puede hacer? En primer lugar, hay que analizar otras páginas del mismo sector al nuestro, y analizar la calidad de las mismas. Si la calidad es buena el link tendrá más valor y nos aportará mejores resultados. Si dejamos que publiquen links en páginas de mala calidad o directorios web, nos podrán detectar rápido esta mala práctica.

No sólo se trata de que se inserte únicamente un enlace sin más sentido, si no que lo hagan de una forma natural, dentro de un texto de calidad y con una temática relacionada.

En este caso la calidad es mucho más importante que la calidad. No podemos desarrollar una campaña de link building masiva, ya que conseguir unos 100 enlaces al mes es poco natural, y tarde o temprano Google nos cazaría. Hay que ir poco a poco.

Lo mismo ocurre si queremos monetizar nuestro sitio web a través de compartir enlaces externos de otras web de nuestro sector. De vez en cuando está bien, pero no podemos excedernos, ya que Google pensará que estamos vendiendo enlaces.

Tener en cuenta el tiempo de carga de nuestra web

El tiempo de carga es esencial para no ser penalizado en Google. A veces, cuando entramos en una web y no se carga fácilmente, preferimos salirnos. Cómo no quiere Google que esto suceda, tiene muy en cuenta el tiempo de carga de la web a la hora de posicionar. Tenemos que tener en cuenta tanto el tipo de servidor donde se aloja nuestra web, y los elementos que esta contiene, es decir, si hay imágenes pesadas, si hay videos que hagan colapsar la velocidad, etc.