¿Por qué es necesario un cambio de imagen en mi empresa?

Los cambios inundan nuestra vida y nuestro día a día. Incluso aquellos o aquellas que se muestran a priori más reacios a llevarlos a cabo se ven irremediablemente avocados a tener que lidiar con ellos eventualmente.

Y es que, cuando hablamos de cambios, no necesariamente tenemos que referirnos a grandes variaciones: un corte de pelo, algún accesorio nuevo o tratar de afrontar el día de manera más positiva puede ser suficiente. En definitiva, todo aquello que nos permita detectar y corregir hábitos o pautas para implementar otras nuevas que mejoren los resultados actuales.

Esto, como no podía ser de otra forma, también se aplica en el mundo empresarial. La renovación en pos del crecimiento y del cambio es una parte fundamental del ciclo de vida de las empresas.

Las tendencias cambian, los mercados evolucionan, la competencia aprieta y las tecnologías experimentan mejoras a velocidad vertiginosa. ¿Cómo no van a hacerlo, por ende, las empresas?

 

¿Quieres conseguir la página web de tus sueños?

 

Cuando nos referimos a cambios empresariales, la imagen con la que se presenta a sus clientes y a la sociedad en general, debe siempre ir a la par. De otro modo, estará representando algo que no es real y que no se corresponde con los valores propios de la marca. Por ello, recurrir al restyling para crear o actualizar nuestro logo es un paso necesario.

 

¿En qué consiste el restyling?

Un logotipo corresponde con un signo gráfico que identifica a un producto, una empresa o a un organismo. Entre otras funciones, es fundamental para diferenciarse de la competencia y otorgar personalidad y valores a una marca. Básicamente, un logotipo adecuado es lo que hace que una empresa esté viva.

A la hora de impulsar el branding, debemos estudiar concienzudamente la estrategia comunicativa y asegurarnos de que refleje unos valores que el público pueda identificar con facilidad. Por ello, recurriremos al restyling en las siguientes situaciones:

  1. La identidad visual se ha quedado obsoleta y se manifiesta la necesidad de dar frescura y un nuevo atractivo a la imagen, puesto que la empresa ha evolucionado tanto que la imagen ya no es un reflejo del posicionamiento buscado.
  2. La empresa ha cambiado el nombre y, por ende, el diseño debe cambiar en concordancia.
  3. La empresa ha cambiado de estrategia o no es percibida por la audiencia como se esperaba.
  4. La empresa ha creado nuevas líneas de negocio o quiere concentrarlas para transmitir una imagen más unificada.

 

¿Qué beneficios conlleva un cambio de imagen?

 

  • La imagen de marca conecta con el cliente de forma visual y directa. Al renovarla de manera que sea correctamente percibida por los clientes, nos aseguraremos captar su atención.
  • Al renovar nuestra imagen, el público percibe nuestro esfuerzo por evolucionar y ofrecer una imagen dinámica. De hecho, puede ser suficiente para renovar el interés sin recurrir a más cambios internos, lo que supone un ahorro tanto en tiempo como en costes.
  • Si tienes una imagen muy similar a la de tu competencia, es aconsejable cambiarla, puedes estar perdiendo muchas oportunidades de venta si tu público potencial acaba recurriendo a ellos por error. Una identidad propia te acercará mucho más al éxito.
  • A la hora de comunicar los cambios (por ejemplo, a través de un comunicado o una nota de prensa), puedes llegar a más público que previamente no te conocía.
  • También puedes conseguir nuevos clientes aprovechando el lanzamiento de la nueva imagen en alguna fecha señalada o en un periodo en el que esperemos un mayor pico de ventas.

En definitiva, los cambios son oportunidades perfectas para reorientar la estrategia y conseguir mayores oportunidades de negocio. Si estás pensando en un cambio de look para tu negocio, recuerda que todo cambio debe tener un motivo, de manera que puedas comunicar por qué y qué esperas conseguir con el mismo.

Nosotros lo sabemos bien, pues hemos decidido renovar nuestra imagen a la par que estrenar nueva web, recurriendo a una tipografía distinta y al uso de distintos azules que representan la adaptación tecnológica y la frescura de un equipo joven y sobradamente preparado. Os invitamos a echar un vistazo y a que nos digáis qué os parece.

Y tu marca, ¿consideras que se adapta a los tiempos correctamente o que llega a tu público potencial de manera eficaz?

 

 Nuevo llamado a la acción

 

 

 

 

 

Elena Arrieta

Elena Arrieta