<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=315110238907577&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 KPIs para medir los resultados de una estrategia de contenidos

Las siglas KPI se refieren a una medida numérica que sirve para valorar el rendimiento de una estrategia empresarial. Son las siglas de Key Performance Indicator, que se puede traducir como Indicador Clave de Rendimiento. Cuando se utilizan diferentes indicadores de este tipo se puede establecer cómo se encuentra cierta área de un negocio en un momento concreto. A continuación te vamos a mostrar 5 KPIs para medir los resultados de tu estrategia de contenidos.

¿Cuáles son los mejores 5 KPIs para medir los resultados de una estrategia de contenidos?

El marketing de contenidos cuenta con una gran ventaja: todo se puede medir. Además, esto conlleva que se pueda valorar mucho mejor el ROI, el retorno de la inversión, es decir, cuántos euros ingresas por cada euro invertido en este tipo de estrategias. En las siguientes líneas te mostramos 5 KPIS que te resultarán muy útiles para medir los resultados de tu estrategia de contenidos.

1. Tráfico

Las campañas de marketing de contenidos tienen el objetivo de llevar tráfico de calidad a tu web. Cuando la estrategia de contenidos está bien elaborada, las estadísticas te deben mostrar que las visitas a tu página se han incrementado.

Puedes medir estos valores utilizando Google Analytics, que es una herramienta que te muestra estadísticas interesantes sobre el tráfico de tu web.

Algunas de los KPIs que miden el tráfico web son: páginas vistas, número de usuarios únicos/mes, tiempo de permanencia en la página (nos sirve para inferir si los usuarios han leído realmente el contenido y, por tanto, si ha sido de interés) o la tasa de rebote.

Descarga aquí nuestro ebook de estadísticas de Inbound Marketing

2. Leads

El tráfico es importante, pero lo es aún más convertir esas visitas en clientes potenciales, conocidos en marketing como leads. Para transformar una visita en un lead se necesita conseguir toda la información que sea posible de cada usuario.

Para lograrlo, se utilizan diferentes formularios que se rellenan para obtener algo a cambio: más información, un ebook, suscribirse a una newsletter…

Además de conseguir dichos contactos, es importante que sean de calidad; y esta se mide en la posibilidad que tienen de convertirse en clientes. Así que, además del número de leads conseguidos, hay que determinar su tasa de conversión (porcentaje de los leads que pasa a ser cliente).

3. Interacción

Las redes sociales ayudan a que los posibles clientes interactúen con tu marca. Un buen contenido tiene que tener la difusión adecuada a través de las redes sociales para multiplicar su alcance. 

Este tipo de acciones deberían contribuir a que esos clientes potenciales comiencen a empatizar con tu marca, y es algo que debería reflejarse en su interacción en las redes sociales, por medio de likes, retuits, comentarios, posts compartidos, comentarios en el blog... Todos estos son indicadores de que las cosas se están haciendo bien.

4. Fidelización

Cuando un cliente potencial entra en tu página, sale sin interactuar y no vuelve, algo no se está haciendo de la manera correcta. Tampoco serán efectivas tus estrategias si, aunque logres un cliente, no consigues que te sea fiel.

Por eso, el objetivo de cualquier estrategia de marketing de contenidos debe ser que un usuario llegue a tu web, que se convierta en lead, que luego lo haga en cliente y que llegue a ser fiel a la marca. De hecho, en el mejor de los escenarios se convertirá en embajador de tu marca al recomendar tus servicios a otros.

Para medir la fidelización, puedes calcular la tasa de deserción, la tasa de recompra y tasa de compradores que vuelven a consumir contenido (esto último es fácil de detectar si cuentas con un CRM que conjugue ventas y marketing, como HubSpot).

5. Rentabilidad

Conseguir determinar cuál es el ROI o retorno de la inversión de tu estrategia de marketing de contenidos es clave para alcanzar el éxito. Sin embargo, para ello debes hacerte con algunos datos que no son siempre fáciles de conseguir, como la inversión y el beneficio obtenido. La fórmula es la siguiente: ROI = (beneficio obtenido – inversión) / inversión.

Más allá del ROI, otros KPIs que pueden servirte para determinar si tu estrategia de marketing de contenidos está siendo rentable son el porcentaje o tasa de conversión a compra por cada campaña y el tiempo de conversión de lead a comprador.

Sin duda, utilizar estos KPIs para medir el éxito de tu estrategia de contenidos será la clave para mejorar el proceso y alcanzar el éxito que estás buscando.

Nuevo llamado a la acción

Posizionate Inbound Marketing

Posizionate Inbound Marketing

Contenidos del equipo de Posizionate sobre marketing digital e Inbound Marketing