Las claves de diseño para una landing page efectiva

Las claves de diseño para una landing page efectiva

Las claves de diseño para una landing page efectiva

Diseño Web

Una landing page (página de aterrizaje) es lo primero que van a ver nuestros clientes potenciales, es por lo que van a tomar contacto con nosotros y nuestro producto. Es como nuestro aeropuerto.

Esto lo convierte en una herramienta informativa maravillosa para contar de forma directa las virtudes del producto que vendemos, y de esta forma, buscar obtener los mayor leads posibles de cara a que el usuario convierta.

Esto no significa que puedas volcar todo tu conocimiento en la landing page de cualquier manera como si los hubieras tirado con rabia contra la pantalla del ordenador. Hay que ponérselo fácil a los usuarios, ya que si no lo haces directamente cerrarán nuestra landing page y no conseguiremos los objetivos que nos hemos marcado.

 Vamos a darte 7 claves básicas para que tu landing page sea más como el aeropuerto de NY y evitar errores graves para evitar que se convierta en el de Castellón:

1. ¿Una landing page corta o larga?

 Hay dos tipos de landing page: las largas y las cortas. Ninguna es mejor que la otra, sin embargo si existe una correcta y otra menos correcta, dependiendo del tipo de producto e inversión requerida del cliente potencial.

Si la inversion es elevada, es imprescindible una detallada descripción del producto, por lo que usaremos una landing page larga, donde se encuentre toda la información necesaria para que nuestro cliente potencial se convenza y convierta.

Si la inversión no es elevada, podremos usar una landing page corta, más sencilla y directa, pero sin olvidarnos de introducir elementos que infundan seguridad a los usuarios.

2. Directa al grano

 No hagas perder el tiempo a la gente, En tu landing page se tiene que entender a la perfección de qué hablas en menos de 3 - 5 segundos como mucho (y te la juegas a que un cliente potencial muy interesado en tu producto decida irse sin mirar) Cuanto más claro, mejor. Si anuncias calzoncillos no pongas imágenes de campos de algodón, expliques como se hacen los patrones, la vida de la señora que cosió el primer calzoncillo y luego pongas tu calzoncillo. 

 Lo mejor es que lo hagas todo al revés. Lo primero presenta tu producto y con una sola frase (o dos si no se te da bien resumir tanto) contar lo bueno que es y por qué:

  •  Logo/Marca (es importante que te relacionen con el producto)
  • Foto del calzoncillo o de alguien muy a gusto usando el calzoncillo.
  • "Calzoncillo Maripuri" (Nombre del producto) El tacto del algodón te harán sentir en una nube.Tejido 100% natural.
  • Precio (Si no incluyes precio por cualquier motivo, por ejemplo porque tus calzoncillos son de hilo de oro y éste depende de cómo esté cada dia en la bolsa y de la talla del cliente, puedes omitirlo, o cambiarlo por un "call to action" (lo que en castellano es un botón, de toda la vida) que invite al cliente potencial a informarse para comprar tu producto.
  • Iconos de compra segura.

 Y despues de esto, que es lo básico, si de verdad crees que es importante para tu producto, ya cuentas la historia de Maripuri y sus calzoncillos, en una sección que se llame algo así como "Sobre nosotros"

 3. El diseño no lo es todo, pero es fundamental.

El secreto de una landing page no reside en que tenga un diseño perfecto para que todo quede bonito y estético, si no que debemos de desarrollarlo con el fin de que el usuario pueda encontrar la información de la forma más fácil posible y que ésta sea intuitiva

Poner los bloques con contenidos similares cerca unos de otros, aprovechar los puntos calientes (puntos de la imagen a la que el ojo acude por inercia) de la landing, tener en cuenta el diseño responsive y utilizar los espacios en blanco como un elemento más, y no como espacio a rellenar hasta que nuestra landing page parezca una catedral barroca, son cosas que ayudan bastante.

A grandes rasgos, lo más importante a nivel visual es que tiene que ser sencilla (menos es más) y siempre tiene que guardar relación con la marca. 

Si ésta ya tiene una web, usaremos sus colores, para dar continuidad visual al producto y la marca y no salirnos de su imagen corporativa. 

Si no tiene web ,podéis pasarles nuestro contacto para que le expliquemos por qué es tan importante tener una web y lo bien que las hacemos nosotros y esperar a que tengan una; o podéis basaros en la publicidad offline y el propio logotipo para estableces colores y fuentes compatibles. 

Por ejemplo, una landing page de Cocacola tendrá el rojo como color predominante, mientras que una de comida ecológica probablemente tenga el verde, y Calzoncillos Maripuri tendrá el color preferido de Maripuri, que es la que decidió en su día el color del hilo con el que bordó su nombre en sus primeros calzoncillos. 

4. Medir, medir y medir

En el diseño online no hay una fórmula mágica que funcione igual de bien para todos, porque todos los clientes y todas las empresas son diferentes. Por ejemplo, no a todos los clientes que quieren comprarse una Coca-cola, les apetece comprarse unos calzoncillos de algodón, por mucho que Maripuri sea encantadora.

En todos los casos hay que estudiar a la competencia y aprender de sus errores, además de ver qué cosas hacen que funcionen para aplicar en tu negocio. 

Es importante que tú también tengas tus propias acciones, o nunca superarás a tu competencia.

Para aprender de estas acciones y crecer, lo mejor es que realices tests a/b y midas los resultados con herramientas como Google Analytics, así podrás aplicar los puntos fuertes de cada opción a tu landing page final.

 5. Transmitir seguridad

Cuando vas a comprar online, no ves una tienda física, no ves qué pinta tiene el dependiente, o si huele mal.Todos hemos oído tantísimas historias sobre timos en Internet, que el usuario final entra en la web con cuidadito y receloso. ¿Qué podemos hacer para que se sienta seguro y receptivo? 

Existen una serie de mínimos que tienes que cumplir: una plataforma de pagos seguros, respetar la ley de protección de datos... Esas pequeñas cosas que hacen que tu tienda cumpla con la legalidad vigente...

Pero no basta solo con cumplirlas, tus clientes potenciales tienen que saber que lo haces bien, así que se lo cuentas con una serie de iconos y sellos, que ya están en el imaginario internacional, y que te avalan como tienda de confianza.

¡Ojo! Si llenas tu web de sellos por todas partes y los repites una y otra vez, vas a generar desconfianza, porque se percibe como un intento de engaño, así que no te pases.

6. Opiniones y referencias

Hoy en día tu empresa no es lo que tú digas, es lo que digan de ella. Deja que la gente opine, comente y puntúe tus productos, porque ésta va a ser tu mejor publicidad.

Evidentemente, si tus calzoncillos de algodón resultan ser de esparto, eso se va a terminar sabiendo (aunque no permitas los comentarios) así que procura ser todo lo sincero que puedas, para que tus opiniones y puntuaciones sean altas, así no te enfrentarás a menudo con clientes defraudados.

¡Y no te asustes si alguien no puntua alto!

Si alguien te hace un comentario negativo, trata de solucionar el problema que se te plantea con la mayor celeridad posible, no te vuelvas loco y borres todos los comentarios. Somos humanos, y a veces cometemos errores, sería muy sospechoso que todos tus comentarios fuesen maravillosos y nunca hubiera surgido ningún problema que solucionar del que aprender. 

 Si aún así te da muchísimo miedo porque tienes "comentariofobia" o alguna fobia que sí exista, puedes poner una valoración con un sistema de estrellas.

 También conviene que publiques los logotipos de las marcas colaboradoras. Por ejemplo:

Calzoncillos Maripuri se vende en una gran superficie, y por eso en su landing page, entre otros logotipos de otras tinedas está el de "El corte irlandés"

Estos logotipos aportan fiabilidad  a la marca, porque si estas empresas compran tu producto, cumple sus estándares de calidad y hacen que el cliente potencial se confíe y se sitúe un paso más cerca de comprar.

7. Velocidad

No por ser el último punto es el menos importante, porque aunque tengas un diseño maravilloso, la usabilidad sea un ejemplo a seguir, seas claro, directo, tengas unas opiniones y referencias positivísimas, tengas una web confiable y segura, puede que no aterrice ni el amigo imaginario de tu hermana pequeña. Uno de los motivos puede ser el tiempo de carga. Que exista un gran tiempo de carga puede crear una barrera enorme que tus clientes potenciales no estén dispuestos a saltar.

De media, el máximo de tiempo que vamos a esperar a que se cargue la página es de 5 segundos. Pero a partir de los 3 ya estamos impacientes. Si tu página tarda más, se perderá en el infinito y nadie más que tú la abrirá.

Para solucionar el tiempo de carga fíjate en el peso de las imágenes, las animaciones que pueda tener la web, y la complicación de elementos que hagan que el servidor se tome su tiempo. 

Es de vital importancia que tu página sea rápida, visual y directa.

Esperemos que con estas claves, Calzoncillos Maripuri y tu empresa construyan una landing page efectiva y atractiva, que convierta muchísimo y  ayude a crecer. Nosotros estaremos encantados de haberos ayudado.

diseño web