La posverdad, Facebook y el poder de las redes sociales

Posverdad.jpg

La posverdad, Facebook y el poder de las redes sociales

Social Media

Todos los años el diccionario Oxford  escoge una palabra nueva para incorporar en su diccionario. Este año ha sido “post-truth” o como se dice en español “posverdad”.  Básicamente esto es lo que significa el nuevo vocablo:  “relativo a las circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos a la hora de modelar la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Aunque este vocablo no es nuevo, este año se ha utilizado mucho debido a las elecciones americanas. Facebook ha sido el canal utilizado para manipular a todos los usuarios de esa red que buscaban información relativa a las elecciones estadounidenses.  Y es que en estos tiempos hay un porcentaje bastante grande de personas que no leen prensa escrita, que no leen las noticias online en medios refutados. En EEUU el 60% de los americanos usó Facebook como su  canal de información para estar al día de la evolución de las elecciones.   Y aquí es dónde toma poder el significado del vocablo “posverdad”, no importa realmente que lo que se publique sea verdad o no, los consumidores de noticias de Facebook toman la información como verdadera  porque es transmitida de una manera totalmente emocional, ataca a su patriotismo, ataca a sus miedos más arraigados y viene de su medio habitual. Suelen ser mensajes demagogos que atraen a las masas. 

 

Facebook en el ojo del huracán

 Viendo estos datos es normal que todos se giren a Facebook y les pidan explicaciones y exijan que se controle la calidad de la información que ofrece a los usuarios.

En julio de este año Facebook anunció un cambio en su algoritmo. Siguiendo las creencias fundamentales de Facebook, da prioridad a las publicaciones de familiares y amigos por encima de las páginas de empresas a las que sigan los usuarios. Así pues se ha contribuido a viralizar contenido “emocional”, pues es más fácil de ser compartido aquello que nos  atañe directamente al  corazón que un contenido más riguroso y menos “emocional”.

Además debemos tener en cuenta que hasta hace poco (unos 3 / 4 meses) Facebook se basaba en el criterio de  un grupo de redactores que tenían en nómina la sección de “tendencias”, dónde se destacaban las noticias de interés. Pero diversos medios americanos (entre ellos el Wall Street Journal) acusó a Facebook de dar prioridad a las noticias con un claro sesgo izquierdista, y aquí Facebook en su preocupación por ser neutrales decidieron dejar paso a la inteligencia artificial y fue su nuevo algoritmo el que decidió esto.  ¿Y ahora qué?

 

¿Cómo luchan Facebook y Google contra la posverdad?

 Tanto Facebook como Google obtienen cuantiosos ingresos a través de la publicidad de las empresas, ¿Pero qué pasará si las empresas se ven relegadas por el contenido tóxico?  Deben proteger su fuente de ingresos ¿quién utilizará un medio para hacer publicidad que está haciéndote perder dinero a través de un contenido “posverdad”?

Mark Zuckerberg hizo unas declaraciones después de toda la polémica levantada por la posverdad y las elecciones americanas dicendo “«De todo el contenido en Facebook, más del 99% de lo que los usuarios ve es verdadero. Sólo una muy pequeña cantidad son noticias falsas. Los engaños que existen no se limitan a una visión partidista o, incluso, a la política. En general, es extremadamente improbable que esos posibles engaños cambiaran el resultado de estas elecciones en una dirección u otra» Además aseguró que Facebook no muestra anuncios en sitios con contenido ilegal, engañoso o que proporcione noticias falsas. 

Sin embargo el medio Buzz Feed News hizo un análisis del contenido que se publicó en Facebook, su interacción y su veracidad. Estos son los resultados:

FAKE NEWS FACEBOOK BUZZFEEDNEWS.jpg

 

¿Y ahora qué?

Mientras tanto vemos lo fácil que ha resultado para “unos"  manipular los algoritmos de Facebook y Google. Advertimos que lo más popular y lo que más interesa a los usuarios no es la verdad, si no el contenido que les conmueva de alguna manera sin parar a pensar en nada más.

Como agencia, buscamos siempre el punto humano a la hora de crear el contenido para nuestro cliente, queremos transmitir la calidad de la marca a través de un medio “frío” sin interacción humana, debemos ser cálidos con palabras, vídeos, imágenes, voces…  Queremos emocionar, pero  ¿Cuál será el  próximo reto al que nos harán enfrentarnos  los algoritmos de Google o Facebook ?

Ha quedado claro que el contenido es el rey, pero sin importar su veracidad. Bienvenidos a la era de la posverdad.

Me viene a la memoria un libro y una película que hablan de cómo un gobierno  puede controlar a la población a través del miedo y usando  un medio masivo como la tv para mostrarlo a todo el mundo. Hablo del libro de Michael Crichton Estado de miedo  y la película “La cortina de Humo” protagonizada por Dustin Hoffman. Si no los conocéis os animo que leáis y veáis la película este fin de semana y saquéis vuestras propias conclusiones.

analítica en redes sociales