¿Es efectivo seguir haciendo email marketing en verano?

email marketing en verano

¿Es efectivo seguir haciendo email marketing en verano?

Luis Uribe
Find me on:

Email Marketing

Algo muy común que vemos en distintas empresas relativo al email marketing, es que disminuyan su actividad en este tipo de acciones o incluso la supriman durante el verano. Suelen alegar razones como que en esta época del año la gente está de vacaciones y no presta atención a los emails y mucho menos a los comerciales.

El email marketing es una poderosa herramienta de comunicación y con grandes índices de conversión, a pesar del abuso que se ha hecho de ella, y en verano puede ser igual o incluso más efectiva que en el resto del año. Además, según los últimos estudios, alrededor de un 70% de los emails se abren desde dispositivos móviles, lo que ha hecho que la localización del usuario no sea un obstáculo.

La diferencia radica en saber y entender muy bien a tu cliente potencial para ofrecerle aquello que realmente le interesa y del modo más adecuado para sus costumbres durante el verano.

En la época estival los horarios cambian, mucha gente tiene vacaciones, etc. Por eso debes adaptar el envío a estas nuevas circunstancias y aprovechar las oportunidades  que te ofrece esta nueva situación.

¿Quieres realizar campañas de email marketing efectivas este verano? Entonces continúa leyendo…

  • Entiende a tu cliente potencial: este es el punto más importante. Gracias a una buena definición de tu cliente potencial podrás identificar la mejor hora para enviarle emails, el mejor día, qué asunto utilizar, qué está esperando recibir, etc. Para lograrlo deberás identificar si tiene jornada intensiva o continúa con el mismo horario del resto del año, si está de vacaciones, si al estar de vacaciones seguirá teniendo acceso a internet, etc.
  • Piensa en tus productos y servicios para identificar qué ofrecerle a tu cliente en ese momento. Olvídate de lo que quieres que te compren y céntrate en lo que tu cliente quiere comprar. En vacaciones los usuarios no quieren perder su tiempo de ocio descubriendo las bondades de tus productos y servicios, si no que quieren soluciones a sus problemas de manera efectiva. En este punto te ayudará saber qué productos funcionaron mejor durante los mismos meses en años anteriores.
  • Elige un asunto relacionado: aprovecha la época en la que estamos y personaliza los asuntos para el verano. Siempre será más fácil que abran tu email si el receptor ve que es algo que le va a servir para este momento o si se trata de un producto, servicio u oferta que se limita a estos 3 meses.
  • Cuida el diseño y adáptalo para mostrar una imagen fresca y alegre propia de esta época. Ve al grano con tus mensajes y no pongas un bloque de texto enorme. La gente en vacaciones quiere relajarse y no querrá malgastar ni un segundo en cosas que no le interesen o que no le aporten valor.
  • Antes de enviar revisa cómo se ve en todos los dispositivos. Es muy importante porque muchos de los receptores lo abrirán en móviles y tablets por lo que si no es responsive, muchos usuarios lo eliminarán sin leerlo.
  • Busca un gancho adecuado. Tienes que conseguir captar la atención desde el primer momento porque, como ya hemos señalado anteriormente, en vacaciones no queremos malgastar nuestro tiempo. Por esta razón una oferta especial puede ser tu gancho perfecto.
  • Analiza tus propios datos: la medición y análisis sigue siendo tu mejor aliado. Por mucho que identifiquemos hasta el más mínimo detalle de nuestro cliente potencial, siempre hay que respaldarlo con datos objetivos. Por eso, la experiencia siempre es un plus, ya que podrás descubrir las horas de envío con mayor tasa de apertura, los días que mejor funcionan, qué asuntos captan más la atención, etc.
  • La automatización puede ser tu gran aliado. Actualmente existen multitud de herramientas que facilitan la automatización de envío de emails. De esta manera, aunque en tu empresa cuentes con menos recursos por las vacaciones, puedes programar el envío de emails, ya no sólo en una fecha concreta, si no en función de las acciones que realice tu cliente potencial; es decir, por ejemplo puedes programar el envío de emails en función de las páginas que visite tu usuario, si se ha descargado un documento, si rellena un formulario, etc.

webinar