Blog de Inbound Marketing

El buen Community Manager

Community Manager

La figura del Community Manager está en auge, y es que con la expansión de las redes sociales acaban surgiendo nuevos perfiles profesionales que estén adaptadas a las nuevas necesidades del público. El Community Manager es una de estas profesiones, y es imprescindible que la persona que se dedique a esto sepa manejarse dentro de este entorno social.

¿Qué debe y tiene que saber un Community Manager?

La persona encargada de gestionar las redes sociales de una marca debe contar con los conocimientos necesarios para sacar de ellas el máximo partido. Las principales habilidades que un Community Manager debe tener son:

Ser un gran comunicador: saber comunicarse con el resto de usuarios, conocer el lenguaje que debe emplear en cada situación y transmitir los valores de la empresa.

Excelente redacción: las conversaciones que se mantienen en redes sociales deben ser transmitidas bajo una impecable ortografía. No queda nada bien realizar un comentario que va a ser visualizado por cientos o miles de usuarios y que contiene faltas ortográficas, es un error que perjudica la imagen de la marca.

Caso real

Conocimientos de Marketing: no hay que olvidar que a fin de cuentas, lo que una empresa busca en redes sociales son “ventas”. Si bien no son un canal directo como tal, sí son, en muchos casos, un gran apoyo para ayudar a su conversión. Conocer cómo actúan nuestros posibles clientes en las redes sociales, así como conocer las estrategias que pueden servir para mejorar los resultados resulta muy importante para el perfil del Community Manager.

¿El trabajo del Community Manager se limita a las redes sociales?

Es un error pensar que un Community Manager se dedica únicamente a hacer publicaciones en Facebook, Twitter o Google+. Ya no hablamos de las muchas otras redes importantes para según qué sectores (que también) sino a que no sólo dedican su jornada a laboral a esto.

Un buen Community Manager realiza otras labores relacionadas con el email marketing, el blog o la web corporativa. La generación de contenido es otro de los puntos fuertes de esta profesión, y de ahí surge, como comentábamos anteriormente, la importancia de una redacción brillante.

Pero, ¿cómo sé qué contenido puede funcionar? Hay muchos trucos que nos ayudarán a la hora de elegir tema para nuestros artículos. A veces es complicado escribir por escribir, y puede resultar frustrante decidirse por una temática que no nos convence.

Para esos días de baja inspiración recomiendo dos formas de encontrar un tema para escribir, aunque también varía según los objetivos que estamos buscando:

  • Contenido para posicionar: si lo que queremos es posicionarnos podemos buscar las temáticas por las keywords. El Planificador de palabras clave integrado en Google AdWords nos puede decir qué palabras clave se buscan más o menos, así como su competencia. Es una buena forma de sacar ideas para nuestros contenidos y además con el plus añadido de saber más profundamente cómo están posicionadas.
  • Contenido para nuestro target: a veces las ideas para nuevos artículos vienen directamente de la mano de los fans de la propia marca. Mantener conversaciones con ellos sobre sus inquietudes, sus hobbies o gustos, o simplemente prestando atención a lo que dicen en las redes sociales nos puede ayudar a detectar una necesidad imperante que el Community Manager podrá plasmar en un nuevo artículo. Esto lo convertirá en contenido de gran valor para los seguidores de la marca, ya que les estamos dando lo que ellos mismos han pedido o necesitan.

Monitoriza los resultados

De nada sirve llevar a cabo las diferentes estrategias si luego no sabemos cuáles han funcionado y cuáles no. Llevar a cabo una buena monitorización de cada acción realizada tanto en las redes sociales como en el blog, o en cualquier plataforma en la que trabaje el Community Manager determinará la diferencia entre el éxito o el fracaso de nuestras campañas de Marketing.

Para ello existen una gran cantidad de herramientas que facilitan dicho trabajo, por ejemplo:

  • Sprout Social: esta herramienta permite analizar el comportamiento de los usuarios pudiendo elegir diferentes filtros como la ubicación o el género. Además nos proporciona un documento muy valioso: un análisis de cada publicación realizada.
  • Google Analytics: completísima herramienta conocida por toda la comunidad. Nos permite controlar no sólo las estadísticas de nuestras publicaciones en el blog o web corporativa, sino que además nos brinda información de gran valor sobre la actitud de los lectores o visitantes frente a las publicaciones.

Ser Community Manager conlleva una gran responsabilidad, pues significa ser la voz de la marca en Internet. Y no podemos olvidarnos de que para estar en consonancia con la empresa deberemos conocer muy a fondo no sólo sus productos o servicios, sino también los valores que quieren transmitir, lo que será la labor principal el Community Manager.

Topics: Social Media

Escrito por Estela el 27.11.2013