6 consejos de diseño para una campaña de email marketing

6 consejos de diseño para una campaña de email marketing

6 consejos de diseño para una campaña de email marketing

Email Marketing

El email marketing es una de las estrategias del sector que más importancia está adquiriendo en estos últimos años. Los negocios online están valorando de forma muy positiva los beneficios que les está aportando este tipo de estrategias. Por ello, es importante empezar a centrarse en el diseño del email, para poder obtener los mejor resultados posibles.

Está más que demostrado que toda información nos tiene que entrar por los ojos, por lo que si tenemos un buen diseño, estaremos más cerca de conseguir los objetivos que nos hayamos propuesto.

1. Diseño para una vista previa horizontal

Antes de comenzar con el diseño de nuestro email es importante tener en cuenta cuales son los programas que utilizan los destinatarios a la hora de abrir sus emails. Según un estudio de MicroMass Communications, normalmente los programas suelen abrir los emails en una ventana de unos 638x86 pixeles. Nuestra recomendación es que no sobrepase los 600 pixeles. Además, es necesario que el texto introductorio más importante se encuentre dentro de los primeros 600 píxeles, ya que suelen ser los que por media visualiza el destinatario, y es ahí por donde debemos captar su atención.

Cómo hacer un diseño de una campaña de email marketing

2. Cuidar el exceso de imágenes y gráficos

Un email debe tener un aspecto claro y limpio. No podemos caer en el error de condensarlo con muchas imágenes y gráficos que lo único que sirvan sea para confundir al destinatario.  No es necesario poner muchas imágenes, ya que la mayor parte de los destinatarios visualizaran de forma superficial lo que contenga el propio email, y según estudios, suele dedicarle al mismo unos siete segundos.

Muchos destinatarios recibirán el email bloqueados de imágenes con la opción de hacer “click” para visualizar el mensaje entero. Por eso, el exceso de imágenes haría que tardase mucho en cargar el email y que el propio destinatario perdiese el interés de leerlo. Un consejo bastante bueno sería no poner más de cuatro imágenes en un mismo email.

  • Destacar los enlaces del email

Nuestro objetivo principal es que el destinatario haga “click” en los enlaces que insertemos en el diseño. Para ello, es muy necesario destacarlos. Para empezar, los enlaces siempre deben estar subrayados y distinguiéndose del resto del texto con un color diferente. Por defecto, los enlaces sueles ser azules, pero podemos elegir otro color si no nos encaja. Eso sí, importante que vayan en negrita, de esta forma destacará mucho más.

No es nada es recomendable utilizar imágenes como enlaces, ya que puede pasar inadvertido al destinatario y pensarse que no existen enlaces a la página. Debemos de ponérselo fácil, recordemos que no pasará mucho tiempo para buscar si existen enlaces.

Ejemplo de campaña de Email Marketing de ACROS

  • Contenido corto, simple y efectivo

El contenido en este tipo de diseño debe ser lo más simple posible. En este caso no importa si escribes una parrafada con un contenido megainteresante, puesto que, por norma general, el destinatario ni se va a molestar en leerlo. Ten en cuenta que los usuarios suelen escanear y ya, si acaso, leen lo que les ha llamado la atención.

Por ello, es necesario escribir un contenido simple y sencillo, con mensajes claros y encabezados que puedan llamar la atención. Recuerda que un email no es una web, ni es un blog. Es una forma de llamar la atención del lector.

Además debemos de cuidar la tipografía. Dejemos a un lado las letras ostentosas y difíciles de leer y vamos a empezar tipografías claras y que estén acordes al diseño que estemos realizando.

  • No queremos ser SPAM

Debemos evitar ser spam, ya que no nos va a repercutir en la consecución de nuestros objetivos. Es por ello que en el email siempre debemos dar la opción de que el destinatario pueda darse de baja en la suscripción a nuestro correo electrónico.

  • Testea el email antes de mandarlo

Antes de enviar el email a todos los destinatarios, es necesario probar si todo está correcto, si el diseño que hemos utilizado no tiene ningún fallo, etc. Para ello es necesario testear todo muy bien y mandar el email a un grupo pequeño que pueda comprobar en sus pantallas se puede visualizar tal y como queremos que se muestre. Esto no nos llevará mucho tiempo, diez minutos como mucho, y nos ahorrará una posible gestión de crisis a causa de un email mal enviado. Así que es importante que testees todo antes de enviarlo.

Nuevo llamado a la acción