10 errores más comunes a la hora de planificar una estrategia de content marketing

errores en marketing de contenidos

10 errores más comunes a la hora de planificar una estrategia de content marketing

Luis Uribe
Find me on:

Marketing de Contenidos

A lo largo y ancho de numerosos blogs de marketing, podemos encontrar un sinfín de consejos y buenas prácticas a la hora de planificar una estrategia de content marketing y de cómo escribir buenos post para atraer y retener al usuario, y de paso, lograr buenas posiciones en los rankings de Google.  Sin embargo, basta con hacer un breve repaso por los blogs más populares, ya sean de empresa o de particulares, para encontrar los mismos errores.

Por esta razón, hemos hecho este recopilatorio de errores más comunes que podéis utilizar a modo de checklist:

1- Escribir post sin personalizar: muy pocos blogs, sobre todo si son de empresa, tienen sus blogs firmados. Un blog debe ser una puerta para acercarnos a nuestros clientes y a nuestro público objetivo. Por esta razón, debemos tener una comunicación de tú a tú y una de las mejores formas de lograrlo es que vean que detrás de las publicaciones, hay una persona de carne y hueso. Por eso, poner el nombre de la persona que escribe el post es una gran forma de lograr mayor engagement y acercarnos a nuestros lectores. Evita el típico “Admin” o poner el nombre de la marca.

2- No ayudar al usuario a que continúe formándose: atraer a usuarios a tu blog es una tarea costosa y por eso, debemos tratar de que continúe con nosotros leyendo más post que le ayuden a avanzar con su proceso de información. Por esta razón, tus post deben tener botones o llamadas a la acción que le permitan acceder a nuevos contenidos y una sección con artículos relacionados. También es buena idea que incluyas enlaces en el cuerpo del texto para que el que lo desee pueda ampliar información con otros contenidos de tu web.

3- Tener un formulario de contacto sólo en la página de contacto: lo que queremos es que el blog sea un canal donde nuestros lectores puedan interactuar con nosotros y más si somos una empresa. Nos interesa que contacten con nosotros para poder conocerles y personalizar nuestros productos o servicios para ellos, y para eso, es fundamental contar con formularios de contacto. Para lograrlo es necesario ponérselo fácil al usuario y no podemos esperar a que navegue hasta nuestra página de contacto. Incluye formularios en tu sidebar o en el footer y permite que los lectores puedan publicar comentarios en tus post.

4- Hablar sólo de lo buenos que son tus productos o servicios: este fallo es muy común en las páginas de empresas en las que utilizan el blog sólo para hablar de ellos mismos. Seguro que habéis visto en páginas de marcas, un espacio dedicado a noticias que salvo contadísimas ocasiones, no interesan más que al que las escribe. El blog no debe ser eso, si no que tienes que tratar de saber qué información relacionada con tu actividad, puede interesar a tus clientes. Por ejemplo, si eres una marca de ordenadores, no utilices el blog para contar que tienes los mejores precios, para eso ya está la web corporativa y las fichas de producto. Pero seguro que a tus lectores les interesa saber las diferencias entre un ordenador con un sistema operativo determinado y otro, de esta manera le ayudarás a elegir la mejor opción.

5- Texto, texto y más texto: todos queremos escribir buenos post, con contenido de altísima calidad y que nos proporcione las mejores posiciones de Google. Sin embargo, tenemos que tratar de hacer la lectura lo más cómoda posible. Para ello, es fundamental que en tu blog haya imágenes que atraigan la atención, infografías que son más amenas de leer, vídeos, etc. Cuando escribas post con mucho texto, incluye negritas, listas, espacio entre párrafos y cualquier cosa que ayude al lector a leer más cómodamente.

6- Escribir pensando exclusivamente en el posicionamiento orgánico: afortunadamente es un error que cada vez se ve menos, sin embargo lo seguimos viendo en algunos blogs. Escribir así, sólo provoca que creemos post carentes de contenido. Nos olvidamos de escribir para los usuarios y escribimos para los motores de búsqueda. De esta manera sólo lograremos que la gente no vuelva a nuestro blog, la tasa de rebote sea elevada y por consiguiente, el posicionamiento orgánico empeore. Los casos más problemáticos son los que piensan que Google sigue premiando la inclusión de la misma keyword una y otra vez y además, escriben a modo “indio” poniendo palabras como “xxxxx baratos Madrid” dentro de un post sin concordancia alguna por escribir keywords exactas (algo que hace ya bastante tiempo, dejó de funcionar).

7- Perder de vista el objetivo y la estrategia: es un caso de lo más común, creamos un blog con muchas ganas, con una planificación coherente y respetando los días de publicación. Sin embargo, pasa el tiempo y con el ajetreo diario o simplemente porque perdemos la ilusión del principio, dejamos de ser constantes y escribimos “porque alguien tiene que hacerlo”. Así encontramos blogs en el que escriben post muy similares en días consecutivos, hay semanas sin actividad, no hay coherencia entre unos contenidos y otros, etc. Para solucionarlo, lo mejor es que crees calendarios de publicación con suficiente antelación, pueden ser mensuales, trimestrales, etc.

8- Planificar sin tener en cuenta los datos y resultados: llevar un blog decentemente requiere tiempo y esfuerzo y lo lógico es que lo hagas con un objetivo, ya sea crear marca personal, aumentar el engagement con tu empresa, atraer nuevos leads, etc. Por eso, tienes que medir el retorno de la inversión y los datos que te permitirán mejorar tu estrategia como: días con más visitas, tasa de rebote de tus post, temas con más interés por tus usuarios, post con más comentarios, etc.

9- Contenido muy técnico o muy básico: analiza a tu audiencia para saber qué tipo de contenido busca. Si quieres llegar a un público muy específico y con grandes conocimientos sobre el tema que te ocupa, tendrás que esforzarte por crear contenido más complejo, si no, se aburrirá y no va a interesarle un contenido que ya conoce. Por el contrario, si tu público objetivo no tiene un conocimiento muy técnico, no puedes escribirle post sólo comprensibles por ingenieros aeronáuticos. Parece una obviedad pero en muchos casos se pierde la perspectiva y pensamos que un tema que manejamos con soltura, es de dominio público.

10- Esperar que tu blog va a convertirse en la Wikipedia porque tú lo vales: el marketing de contenidos es fundamental para crear una buena presencia online, sin embargo, debemos apoyarnos en otras estrategias de marketing para lograr nuestros objetivos y que van (o deberían ir de la mano) con el marketing de contenidos, como: social media, SEO, email marketing, marketing automatizado, etc.

¿Y tú? ¿Te has identificado con alguno de estos errores? ¿Queréis añadir alguno? dejadnos vuestros comentarios y estarmeos encantados de ayudaros y compartir experiencias.

Descarga nuestra checklist y mide la efectividad de tu estrategia de contenidos